miércoles, 26 de septiembre de 2012


Fin al secretismo bancario suizo
                Finalmente, Suiza dará detalles de las cuentas bancarias sobre las que España solicite información a partir del 1 de Enero de 2013. El parlamento helvético cede  y responderá a las peticiones de los países con los que ha firmado convenios para acabar con la Doble Imposición (tratados que persiguen que un bien, una persona o una renta no tengan que tributar en dos países distintos). De esta manera, se acaba con el secreto bancario suizo.
                España ya había firmado un Convenio de este tipo con Suiza en 1966, pero éste limitaba la información dada a clientes específicos y tras presentar indicios de delito fiscal. Es decir, sólo daba datos tras la orden de un juez en causas penales. A partir del nuevo año, responderá también a las demandas agrupadas, pudiendo realizarse búsquedas de fraude sin datos delictivos previos, lo que  proporcionará información de contribuyentes que hayan cometido fraude,  evasión de impuestos o hayan transgredido alguna norma llegando por fin a una transparencia tributaria.
                Esta decisión del país helvético, refuerza la Ley contra el Fraude del Ministerio de Hacienda, que sigue demostrando su compromiso y luchando contra la evasión fiscal, uno de los problemas más acuciantes que padecen los países desarrollados. La nueva ley, pena con mayor gravedad este tipo de delitos, ya que estará vigente el nuevo Código Penal. Es difícil saber la cantidad de dinero que los contribuyentes españoles tienen en el país transalpino, pero expertos cifran la cantidad en 45000 millones de euros.


sábado, 22 de septiembre de 2012


El jueves día 21, con motivo del inicio del curso político, los miembros de Nuevas Generaciones de Oviedo y del Club Juvenil, realizamos una merienda en la sede local. Este acto festivo, muy acorde con las fechas de celebración en las que nos encontramos con motivo de las fiestas de San Mateo, sirvió para introducir a los nuevos afiliados y coger fuerzas de cara al nuevo curso político que esperamos con ilusión. Todos los asistentes llevamos algún alimento o bebida y disfrutamos con nuestros compañeros de un ambiente distendido donde no faltaron las bromas y el buen humor.